Ribera pone patas arriba el sector energético: ahora solo falta saber a cuánto asciende la factura y quién la paga

Ribera pone patas arriba el sector energético: ahora solo falta saber a cuánto asciende la factura y quién la paga

Este miércoles será recordado como la primera comparecencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ante la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados. Y será recordado también este día por ser la primera vez que un ministro o ministra del ramo agita de tal manera el sector de tal manera que le ha dado un giro de 180 grados a lo que ha sido la política energética de este país durante toda la democracia.

Si no dio ocho o 10 titulares, no dio ninguno. Aunque muchas de las cosas ya las hemos ido avanzando los medios de comunicación, Ribera quiso ayer dejar claro cuáles son sus propósitos para lo que resta de legislatura. Apuesta por el cambio radical frente a las políticas energéticas del PP. Incluso a veces pecó de ese mal endémico de la política de hacer muy mal las cosas en el pasado.

Nadal culpaba un día sí y otro también al PSOE de haber engordado la factura de la luz, a base de primas a las renovables incontrolables, y ahora Ribera acusa al PP de inmovilismo y de no trabajar para alcanzar los objetivos energéticos marcados en Europa. En fin, el y tú más de siempre, en este caso, el y tú menos.

Pero son tiempos de cambio y Ribera eso lo tiene claro. Hay que cambiar las cosas. A lo mejor ayer dijo muchas cosas que luego no se cumplirán (ya se sabe cómo funciona la política) pero lo que sí es cierto es que Ribera quiere avanzar hacia esa transición energética por la que ya caminan algunos de nuestros socios, y que España, por h o por b, todavía no se había atrevido a hacerlo.

El Gobierno confirma el “apagón” nuclear en 2028: cerrará las centrales a medida que cumplan los 40 años de vida útil

La ministra quiere cerrar nucleares y carbón lo antes posible. Es decir, dejar a España sin el 40% de la electricidad que se ha consumido durante los últimos años. Eso significa dos cosas. Uno, que van a aumentar las emisiones, y dos que va a subir la factura de la luz. No lo digo yo, hay varios informes de expertos que así lo señalan.

Para 2020, es decir, pasado mañana, ya no habrá siete centrales térmicas de carbón en el sistema. Y para esas fechas también se apagará la central nuclear de Almaraz, siempre y cuando cumpla Ribera su propuesta de cerrar las nucleares según vayan cumpliendo los 40 años.

Para esa fecha, España pierde generación con carbón que sustituirá principalmente con gas, es decir, con los ciclos combinados. Se habrán construido en el mejor de los casos 6 u 8 GW de renovables adjudicados en las subastas. Pero se necesitarán muchas más. Probablemente en ese momento bajen las emisiones, pero en los años venideros, sin el resto de nucleares, según se vayan apagando, más aumentarán los gases contaminantes a la atmósfera.

El Gobierno da por hecho el cierre de siete centrales de carbón en España en 2020

No sería muy medioambiental esto, ¿no? Ojalá me equivoqué, pero cerrar las nucleares por ideologismo político sin pensar muy bien sus consecuencias, aumento de emisiones y subida del precio para los consumidores, no es muy socialista. No lo sé, pero si el CSN diese el ok a que estuviesen 10 años más produciendo electricidad de forma segura, ¿por qué no hacerlo? Solo mire, señora ministra, lo que ha sucedido en Alemania por el apagón nuclear. Habría que darle una mayor pensada a todo esto y sentarse a hablar.

Quiere también hacer una reforma en el mercado y cambiar la manera de fijar precios en el mercado. Es lo que ningún otro ministro de la democracia se ha atrevido a hacer antes, aunque por todos ellos ha pasado por la cabeza. No es una tarea fácil, y todo dependerá mucho de la Directiva de Mercado que marque la Unión Europea.

También quiere extender el bono social a otros suministros como el agua y el gas natural. Muy loable, pero ¿quién lo va a pagar? Ahora existen 30 millones de vehículos circulando por toda España. Una amplia mayoría de diésel, y quiere subir el precio a este combustible con el objetivo de ir sustituyéndolo por otros combustibles alternativos como la electricidad o el gas. ¿Dónde va a ir a parar todo ese dinero? ¿Cómo lo pretende hacer? Lo quiere hacer cuanto antes la ministra, y costear a la mayoría de los españoles esta subida, parece, un poco precipitada. Esperemos que sea escalonada y no aseste el golpe directo a la mandíbula. Los que tengan menos dinero tendrán que ir en autobús o metro, es lo que toca. Los ricos, seguirán yendo con sus coches de gasolina. A ver cómo queda el efecto diésel. Se verá dentro de muchos años, no pasado mañana, eso sí, a costa de nuestros bolsillos.

El Gobierno se plantea abrir el bono social de la luz a otros suministros como agua o gas

Todas estas medidas tienen un alto coste. Hay que decirlo. No solo anunciarlo, y ya está. Hay que preparar a la sociedad para alcanzar este cambio. Y por qué no, decirle que no consuma tanta energía, porque va a ser muy cara. Preparemos a la sociedad para lo que va a venir. No le demos sorpresas. Sean transparentes en todo, no solo en los que le beneficia políticamente. Anuncios a bombo y platillo, los de ayer de Teresa Ribera, que parece más un brindis de cara a las próximas elecciones generales que una política de consenso como ella dice.

¿Consenso con todos los partidos? Ja. No nos vendan más motos. Eso no ha sucedido ni sucederá nunca. El PP no va a acompañar a Ribera en esta transición. Más si gana Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias. Nadal está al acecho. Lo bueno es que ya conocemos los planes de uno u otro gobierno. Y los españoles tendrán que decidir qué camino recorrer en la transición energética. La del PSOE, rápida y sin cortapisas, o la del PP, lenta pero más segura. La guerra de la transición acaba de empezar. Prepárense, toca volver a las trincheras.

Un análisis de Ramón Roca, director de El Periódico de la Energía.

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

logo-jpl-consultoriape

Ahorro y confort unidos para su bienestar.

Le ayudamos a realizar una gestión eficiente de la energía
para reducir costes y mejorar su competitividad.

Contacto

Avda. Carlota Alessandri, 256, 29620 Torremolinos (Málaga)

Consultoría Energética JPL