Pistoletazo de salida para el fin del carbón en Alemania: arranca la comisión que pondrá la fecha de caducidad el próximo octubre

Pistoletazo de salida para el fin del carbón en Alemania: arranca la comisión que pondrá la fecha de caducidad el próximo octubre

Alemania necesita mejorar el pobre récord de reducción de emisiones que lleva acumulado. Debe identificar las perspectivas económicas para la industria del carbón, cada vez más pequeño, y por eso, el gobierno ha creado una comisión encargada de gestionar la eliminación definitiva de la producción de energía a carbón en el país. Representantes del gobierno, la sociedad civil, las empresas y los sindicatos se van a reunir regularmente para debatir y ofrecer asesoramiento sobre el cierre previsto para la extracción y la combustión del carbón.

La Comisión ha celebrado su primera reunión para un objetivo: cerrar el carbón antes de 2040. Esta Comisión denominada “Comisión Especial sobre Crecimiento, Cambio Económico Estructural y Empleo” va a presentar sus recomendaciones de política social y económica para las regiones carboníferas en octubre de 2018.

Y a principios de diciembre de 2018, antes de la COP24 en Polonia, deberán proporcionar orientación sobre cómo la cuarta economía más grande del mundo puede cerrar la brecha con su objetivo climático de 2020 “tanto como sea posible”. Hacia el final del año, la comisión presentará al gobierno un informe final que incluirá una fecha de salida de carbón en Alemania.

La comisión del carbón se ha reunido por primera vez en el Ministerio de Economía y Energía de Alemania (BMWi), y los líderes de la comisión han dicho que las primeras conversaciones se han llevado a cabo en una atmósfera positiva y constructiva. Uno de los representantes, Matthias Platzeck, ha dicho que el proyecto Energiewende de Alemania en su conjunto depende del éxito de la comisión de carbón y que el país podría probar a las regiones de carbón de todo el mundo cómo gestionar su eliminación.

El grupo trabajará durante los meses de verano para garantizar el cumplimiento de un calendario ambicioso. La próxima reunión está programada para el 13 de julio.

Antes de la reunión inaugural, los representantes políticos de los estados del carbón buscan asegurar que los intereses económicos de las regiones afectadas sean considerados adecuadamente por el grupo. Los estados de Sajonia y Renania del Norte-Westfalia señalan que su planificación para la minería del carbón se remonta a la década de 2040, y advierten que las soluciones de la comisión para mantener los precios de la energía y las perspectivas económicas de los trabajadores y las regiones afectados podrían “encontrar una amplia aceptación”.

El trabajo del grupo se guiaría por los objetivos climáticos de 2030 de Alemania. “Los objetivos climáticos para 2030 están establecidos, proporcionan un punto de partida y un marco para el trabajo de la comisión”, han dicho desde la Comisión.

El ministro de economía federal y energía, Peter Altmaier, dice que Alemania tiene la responsabilidad de demostrar que la prosperidad económica y la descarbonización exitosa se pueden conciliar. La comisión del carbón ayudaría a asegurar que Alemania “siga adelante en este campo”.

¿Qué se supone que debe hacer la Comisión para salvar la economía de las regiones del carbón?

El mandato oficial de la Comisión se abre con un claro compromiso con el objetivo general del gobierno federal de “crear pleno empleo y condiciones de vida en condiciones de igualdad en toda Alemania”. Esto significa que deben garantizar que la eliminación del carbón no supondrá un trastorno económico sustancial en las regiones que han dependido económicamente del carbón durante décadas.

“Implementar el Plan de Acción Climático acelerará el cambio estructural en muchas regiones y sectores económicos”, dice el documento, advirtiendo que el final del carbón se sentirá particularmente en el sector energético, por lo que se supone que la Comisión presente alternativas al carbón para las regiones afectadas, y desarrollar ideas para mejores conexiones del transporte local, capacitar mano de obra calificada, cerrar las instalaciones que se dedican a la investigación, además de buscar oportunidades empresariales y otras medidas para impulsar la competitividad económica. Se elaborará un plan para pagar estas medidas con una combinación de fondos nacionales y de la UE.

Se espera que la comisión haga de la energía verde una piedra angular de las perspectivas económicas de las regiones. Además del Ministerio de Economía y Energía de Alemania y el Ministerio del Medio Ambiente, otros dos ministerios trabajan con el grupo directivo de la comisión: los ministerios de trabajo (BMAS) y el interior (BMI). Los ministerios de transporte (BMVI), finanzas (BMF), agricultura (BML) y educación e investigación (BMBF) también forman parte de un comité interministerial.

Pero no solo será una Comisión política. Organizaciones de la industria, como la Federación de Industrias Alemanas (BDI) o la Asociación de Cámaras de Comercio e Industria Alemanas (DIHK) junto con organizaciones laborales, como la Asociación Sindical Alemana (DGB) y el Sindicato de minería, productos químicos y las industrias energéticas (IG BCE) participan y contribuyen para que haya planes que salven de la debacle económica a las regiones del carbón.

Situación del carbón en Alemania

En 2016, unas 20.000 personas estaban empleadas directamente en la industria del lignito en Alemania y casi 12.000 en la industria del carbón, una cifra muy por encima de lo que ocurre en España, donde apenas hay 3.000 trabajadores. La extracción de carbón en Alemania terminará para siempre a fines de 2018, pero la producción de energía a partir de carbón continuará por el momento.

Una salida total de carbón significaría renunciar a la extracción de lignito y toda la producción de energía a base de carbón. Para tener una perspectiva de esas cifras, la industria de la energía eólica de Alemania empleó por sí sola alrededor de 160.000 personas en 2016. Todo el sector de generación de energía renovable dio trabajo a aproximadamente 340.000 personas, es decir, la mitad de la fuerza de trabajo del sector energético alemán.

Aun así, si bien la energía renovable es una industria en crecimiento, no ofrecerá necesariamente oportunidades para quienes disfrutan actualmente de un empleo estable en el sector de los combustibles fósiles.

Las áreas alemanas de la minería del carbón, especialmente la zona del Rin-Ruhr al oeste y Lusatia al este, han vivido tiempos de gran prosperidad y han respaldado el crecimiento económico de todo el país. pero ya no se encuentran entre las regiones más prósperas. Las economías de municipios enteros dependen del carbón, y las compañías de carbón a menudo son los principales empleadores locales. Eliminar el carbón de la ecuación también afectará a empresas de servicios e industria secundaria, y tendrá un efecto dominó en la economía en general, ya que muchas ciudades y municipios han organizado su infraestructura y sus finanzas en torno a la fuente de energía fósil.

Pero el cambio ya está en marcha y Alemania está dispuesta a afrontarlo.

 

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

logo-jpl-consultoriape

Ahorro y confort unidos para su bienestar.

Le ayudamos a realizar una gestión eficiente de la energía
para reducir costes y mejorar su competitividad.

Contacto

Avda. Carlota Alessandri, 256, 29620 Torremolinos (Málaga)

Consultoría Energética JPL