3

El precio de los carburantes escala a sus máximos del verano y cuesta un 15% más que en 2017

Europa Press / EFE.- El precio medio del litro de gasolina y de gasóleo ha batido su nivel máximo alcanzado este verano, tras encadenar su sexta subida consecutiva, coincidiendo con el fin de las vacaciones. Con respecto a hace un año, el litro de gasóleo es un 16% más caro, mientras que la gasolina marca un precio un 12,3% superior. Y no hay que olvidar que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado que los Presupuestos de 2019 incluirán un nuevo impuesto al diésel.

En concreto, el litro de gasolina se ha situado en los 1,336 euros, tras repuntar un 0,52%, alcanzando así niveles que no marcaba desde principios del pasado mes de junio. Por su parte, el precio medio del litro de gasóleo ha marcado los 1,239 euros, tras encarecerse un 0,73%, tocando también máximos desde junio. De esta manera, los precios de ambos carburantes prosiguen la tendencia alcista que iniciaron a finales del mes de julio y que les ha llevado a encadenar una subida tras otra en las últimas seis semanas.

Además, estos máximos se producen cuando el petróleo se mantiene en niveles altos. Así, el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, cotizaba este jueves a 77,7 dólares, mientras que el barril de crudo Texas americano se situaba en torno a los 69 dólares. De esta manera, a los actuales precios, llenar un depósito de 55 litros de gasóleo supera los 68,14 euros, lo que supone unos 9,4 euros más que hace un año. Para el caso de la gasolina, el llenado de un depósito de 55 litros supone para el consumidor 73,48 euros, unos 8 euros más con respecto a 2017.

La gasolina es más barata en España que en la media de la Unión Europea y la zona euro, donde el precio medio de venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,473 euros y 1,521 euros, respectivamente, mientras que el litro de gasóleo cuesta 1,365 euros en la Unión Europea y 1,369 euros en la eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los gravámenes al biodiésel, cuenta con una menor presión fiscal, en general, que la media comunitaria.

Fuente: energiadiario.com

2

El Gobierno actuará a golpe de Decreto en favor del autoconsumo si no logra consenso parlamentario para aprobar una Ley

Europa Press / EFE.- El Gobierno aprobará un Real Decreto de Acceso y Conexión antes de final de año en el que se recoge el apoyo expreso al autoconsumo energético, en caso de que no salga adelante en el Congreso de los Diputados la proposición de ley presentada en mayo por varios grupos parlamentarios. En este sentido, la ministra Teresa Ribera subrayó que “el compromiso con el autoconsumo del Gobierno es muy claro” y que por eso se regulará antes de que acabe 2018.

PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís, EH-Bildu y Nueva Canarias presentaron entonces en la Cámara Baja una proposición de ley para fomentar el autoconsumo energético, con la derogación del impuesto al sol como principal medida. La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, aseguró que el Ejecutivo tiene “a tiro” un Real Decreto que garantiza la conexión de toda la potencia renovable tras las subastas y que tendrá que ser aprobado en diciembre. “Es un buen espacio para incorporar el autoconsumo”, avanzó. No obstante, para Ribera la opción “favorita” del Gobierno es que se apruebe en el Parlamento la proposición de ley presentada por esos grupos parlamentarios ya que significaría un “respaldo transversal” de la mayoría de fuerzas políticas.

Motivo de mofa en Europa

La ministra ha agregado que esto supondrá “llevar a la práctica un compromiso del Partido Socialista, eliminando trabas burocráticas y eliminando el peaje de respaldo, que se conoce como impuesto al sol“. Un impuesto al sol, que, ha recordado, “ha sido en gran medida un elemento de mofa en el conjunto de los países de nuestro entorno y una distorsión que no tenía ningún tipo de sentido”. Además, Teresa Ribera ha señalado que la solución será compatible con las decisiones que se incorporan en el paquete de invierno de la Unión Europea “para que haya un reconocimiento de ese vertido eléctrico que los productores de autoconsumo vuelcan en la red“.

Por otro lado, Ribera afirmó sobre el diésel que tiene un recorrido “limitado” en el medio plazo y que hay que buscar una movilidad sin emisiones, aunque alabó la “extraordinaria” trayectoria de los motores de gasóleo. En este sentido, destacó que la industria de la automoción, que representa el 11% del PIB de España, se enfrenta a un proceso de modernización y transformación, en el que la gasolina y el diésel no tengan un trato fiscal diferente. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya anunció que los Presupuestos del Estado de 2019, que el Ejecutivo presentará entre noviembre y diciembre, recogerá una subida de impuestos al diésel, pero que no afectará a los conductores profesionales.

Fuente: energiadiario.com

1

La energía en el mundo en 2050: 50% renovables, 50% combustibles fósiles

La firma especializada en gestión de riesgos DNV GL acaba de lanzar su informe “Energy Transition Outlook 2018” . DNV GL espera que la capacidad de la red eléctrica global se triplique para el año 2050 a medida aumentan los vehículos eléctricos y las energías renovables.

Según el informe, la electrificación de la demanda de energía se duplicaría para 2050 a medida que el transporte, los edificios y la industria manufacturera se vuelvan cada vez más eléctricos. Las tasas de instalación para el sistema de distribución se duplicarán.

Para el 2027, se espera que la mitad de todas las ventas de automóviles nuevos en Europa sean vehículos eléctricos, dijo DNV GL. El informe también predice que el 80% de la producción mundial de electricidad provendrá de las energías renovables para el año 2050. Concretamente, la fotovoltaica alcanzará para esa fecha el 40% de la demanda eléctrica mundial mientras que la eólica, tanto en tierra como marina, llegará al 29%. El 11% restante recaería en hidráulica prácticamente y algo de biomasa y de geotérmica.

Un porcentaje cada vez mayor de la energía eólica y solar en la red obligará a muchos países a rediseñar la forma en que funcionan los mercados eléctricos, incorporando señales de precios basadas en el mercado para fomentar una mayor flexibilidad.

Un problema que los mercados tendrán que superar es cómo recompensar la generación renovable cuando grandes cantidades de ella provocan una caída en picado de los precios de la energía mayoristas.

“Para acelerar la transición, los reguladores y los políticos deben reconsiderar los mercados de electricidad para proporcionar flexibilidad adicional, incluido el almacenamiento, la respuesta del lado de la demanda y la capacidad de interconexión”, dijo DNV GL en un comunicado de prensa.

Más renovables

Según la firma, tener que lidiar con redes más grandes complicará las cosas para los operadores del sistema. Pero eso no necesariamente hará que la energía sea más cara.

Aunque el gasto de energía absoluta crecerá en un 30% hasta 2050, llegando a 6 billones (europeos) de dólares al año, la mayor parte de esto pasará de los costos operativos o de combustible a los gastos de capital.

Como parte del producto interior bruto mundial, el gasto de energía caerá un 44 por ciento, del 5,5% al 3,1%. A partir de 2030 en adelante, la mayor parte de los gastos de capital en energía pasará de proyectos de combustibles fósiles a redes eléctricas y plantas eólicas y solares, dijo DNV GL.

Al mismo tiempo, el crecimiento en la demanda final de energía comenzará a disminuir. A mediados de la década de 2030, según las estimaciones de DNV GL, la demanda mundial de energía alcanzará un máximo de alrededor del 17% por encima de los niveles de 2016.

Después, la desaceleración del crecimiento de la población y la productividad, combinada con un uso más eficiente de la energía en áreas como el transporte, reducirá la demanda lentamente hacia 2050. El suministro de energía primaria también alcanzará su punto máximo en la década de 2030.

Pierden petróleo y carbón
Para 2050, la cantidad de petróleo y carbón en el mix energético se habrá reducido a más de la mitad desde los niveles actuales. El mix de suministro de energía se dividirá en partes iguales entre fuentes renovables y no renovables.

El informe de DNV GL señala que las grandes petroleras ya están tratando de liderar este cambio, invirtiendo en redes de recarga de vehículos eléctricos y otras empresas de energía limpia. Esto está poniendo a las compañías petroleras en competencia con las empresas de electricidad. “Estas tendencias continuarán”, afirma el informe.

Sin embargo, este rápido avance hacia la electrificación no será suficiente para cumplir los objetivos de descarbonización establecidos por el acuerdo climático de París, advierte el informe.

“El primer año libre de emisiones será 2090, si la transición energética continúa al ritmo previsto en este informe”, explica la firma en el comunicado.

Fuente: elperiodicodelaenergia.com

logo-jpl-consultoriape

Ahorro y confort unidos para su bienestar.

Le ayudamos a realizar una gestión eficiente de la energía
para reducir costes y mejorar su competitividad.

Contacto

Avda. Carlota Alessandri, 256, 29620 Torremolinos (Málaga)

Desarrollado por Websites Málaga